ago.. 15, 2021

“Abrazo del Coaching al Amor: Otro cambio de lente”

 El amor es la fuerza que arrasa y brinda energía, te transporta a través de tus pensamientos a lo
más profundo de tu ser, no lo puedes tocar, sin embargo, lo puedes sentir, lo puedes saborear, puedes dibujarlo y soñarlo, dependiendo de cómo lo filtras en tu realidad. Para algunos es bueno, para otros es malo, cada cual tiene su propia interpretación, es por ello por lo que te pregunto: ¿Cómo es tu relación con el amor? ¿Qué te impide alcanzarlo? ¿Hasta qué punto estas comprometido con tu relación? ¿Realmente a qué te estas resistiendo? ¿Eres sincero contigo mismo o te arrastra la costumbre en el amor? ¿Cuáles son tus recursos en el amor?
Si haces un viaje al interior de tu corazón (te estoy invitando), porque ya he pagado tu boleto, comienza a percibir tus sensaciones y emociones respecto al amor que disfrutas ahora, ZZZZ…, no me cuentes, solo la respuesta es solo para ti, te va a ayudar a reencontrarte, a buscar el propósito de tu vida amorosa, a trazar tu camino de vida. Tu corazón te va a agradecer, yo te agradezco por tu valentía de asumir el viaje, a cambio te regalo estas frases:

     Juntos podemos crear un mundo de amor y paz.

     Para mí no existen imposibles, el amor todo lo mueve.

     Yo formo parte del progreso positivo del universo y genero amor global.

     El verdadero amor se manifiesta en la vida, aun con las cosas que quiero y no tengo, con las que tengo y no quiero y con las que quiero y tengo.

     Yo abro las puertas del amor cada mañana, cada día, cada semana, cada mes, cada año. El amor es mi combustible, es el vehículo que me transporta desde mi ser al estado deseado, a todo lo que hago para tener lo que tengo.

     Los caminos de la abundancia se abren en mí, tengo conocimientos, tengo poder de elección, puedo fracasar, puedo aprender, sin embargo, soy mi mejor opción en el manejo de los recursos que poseo.

     Encuentra el balance perfecto de tu vida. Si hay algún desequilibrio, revisa tus emociones, controla tus pensamientos, porque tú eres el único que puedes controlarlos.

     No olvides cuidar tu cuerpo, tu cuerpo es el templo que te sostiene con amor cada día. Tu cuerpo no se queja, prestale atención, cuídalo con amor, si no le das amor a tu cuerpo, tampoco lo vas a recibir, así como es adentro es afuera. Agradece a tu cuerpo por tu respiración, alimentación, sosten, por permitir caminar, observar, pensar, agradecer y tomar decisiones. Declara que tu cuerpo es amor, y el amor es imparable.

     Soy feliz, nada me afecta, repite esta frase cada día, sin embargo, vigilo mis emociones y las cuido como la niña de mis ojos.

     En mi vida se dan transformaciones positivas. Yo manejo mis cambios con amor, sabiduría y pasión. Yo elijo tener amor, disfrutar amor y respirar amor.

Recuerda:
 
Siéntete seguro de que el amor que tienes en tu corazón es único y lleno de vida, porque tu vida debe ser un ejemplo para el mundo y hay cosas que no puedes obviar en el amor: tu familia, tu corazón y tu dignidad.